Cómo impacta a los niños y niñas recibir de regalo un libro a temprana edad

La lectura abre mundos, cambia destinos, amplía conocimientos, genera interés, despierta la curiosidad y tantos otros beneficios. La importancia de recibir como regalo un libro a temprana edad puede ser decisivo en el camino lector y cultural que tendrán los más pequeños de la familia.

Los adultos que tuvieron la oportunidad de recibir un libro en su infancia, seguramente lo recuerdan. Es más, quizás está en un lugar especial de la casa o está pasando de generación en generación. Un libro es un regalo eterno que se trasforma en un hito en la primera infancia, marcando a los niños y a las niñas y dando el impulso para seguir leyendo y formarse en un gran lector.

“Los libros se van atesorando en el tiempo. Permanece, no es pasajero. Un libro siempre queda, siempre se vuelve a leer, nos crea nostalgia, y se va llenando de recuerdos. La lectura incentiva el debate, la conversación, es parte de la dinámica familiar o entre amigos, permite estimular la creatividad. Los libros que reciben los niños y niñas serán decisivos en el camino lector que pueden formar”, señaló Ximena Díaz, especialista en contenidos de Editorial Zig-Zag.

Recibir el libro adecuado, según tema y edad, además del placer que generará la lectura, despertará la curiosidad y ganas de querer tener otro libro, y así ir coleccionándolos. Tener un segundo tomo, completar la saga, o seguir a un autor en particular. El libro se convierte en un objeto de culto y colección. Todo esto pasa en la primera infancia y aquí comienza el vínculo entre libros y lectores.

En la vida actual, en donde el trabajo y estudio consume la totalidad del tiempo, y poco espacio queda para compartir en familia, dedicar al día unos minutos a la lectura con los niños y niñas también es crucial en el camino lector que formarán. Algunas estrategias lectoras que se utilizan, por ejemplo, se desarrollan en la hora del baño. Ese momento de tranquilidad entre adultos y niños puede ser una oportunidad. Incluso hay libros de material PVC que no se ven afectados si se introducen en el agua. Para muchas familias, luego de un día de actividades, la hora de la lectura se ha convertido en un ritual y tradición.

“El acercamiento de estímulos cerebrales desde los primeros años de vida a través de lenguajes expresivos como la música, las artes y las palabras, marcan un camino distinto entre aquellos bebés que tienen la oportunidad de disfrutar de este baño de lenguajes y aquellos que no. Las y los cuidadores que acompañan con cantos y rondas que marcan el día a día con palabras para nombrar el mundo y sus sensaciones olores y sabores, serán el primer camino para entrar al mundo de los libros, tal como el corazón de su madre, guarda ritmos estéticos distintos a la palabra común, y preparan al bebé para el mundo de la palabras que lo abrazarán a lo largo de su vida”, explicó Luz Yennifer Reyes, presidenta de IBBY Chile, Organización Internacional para el Libro Infantil y Juvenil que busca facilitar a todos los niños y jóvenes el acceso a libros de calidad literaria y artística, favorecer la publicación y distribución de buenos libros infantiles y juveniles, y proporcionar apoyo y formación a mediadores de la lectura, entre otras labores.

Actualmente, existen muchos tipos de libros para acercar, a los niños y niñas de todas las edades, a la lectura. Libros para guaguas y con páginas en cartoné, libros informativos, libros álbum, con ilustraciones y con juegos. Para los más grandes, hay otros tipos de libros que se dan muy bien. Un cómic o una novela gráfica siempre son bien recibidos, quienes además de la trama, se encantan con las ilustraciones y con los personajes. 

“Me encanta cuando se le regala un libro a un niño o niña y quien elige ese libro busca una conexión afectiva con el tema que el libro trata. Libros de dinosaurios para los fanáticos de los tiranosaurios rex, libros sobre rabietas para aquellos que están pasando por eso, libros de insectos para los niños exploradores, etc. La conexión que se genera con ese contenido en un regalo que puede durar toda la vida”, indicó Alejandra Schmidt, directora editorial de Zig-Zag. 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin

Deja un comentario