No somos los Beatles: Sensaciones a flor de piel

No somos los Beatles de Roberto Fuentes y editado por Editorial Zig-Zag, es una novela juvenil ubicada en la zona sur de Santiago, protagonizada por cuatro amigos: Paul, John, Violeta y Dina. Los tres primeros son amigos de toda la vida, huérfanos de padres quienes tenían una banda de covers de los Beatles, es por eso, que sus hijos en honor a sus padres tienen su propio grupo musical, pero ellos no solamente hacen covers, sino que traducen las canciones de los Beatles para hacer sus versiones en español. 

Hasta ahí todo tranquilo, pero sucede que estos amigos son también todos vírgenes, lo cual está bien porque están jovencitos, pero ya están aburridos porque las hormonas les zapatean, así que un día Violeta decide que la mejor manera de perder la virginidad es con uno de sus amigos, el problema es con cuál porque cada uno tiene sus cualidades y es que John es más guapo, pero Paul es más comprensivo, así que de broma le dirán que será la Yoko del grupo, pero ahí entra la cuarta persona a cambiar las reglas del juego: Dina. Debido a que Violeta es muy habladora, deciden sentarla adelante con John y, por lo tanto, sentarán a Paul junto a Dina. 

Dina es bien particular, quizás un poco extraña. Es callada y excesivamente tranquila, pero de pronto sale con temas súper privados y delicados de golpe, aunque lo haga de manera inexpresiva. Este personaje será el que ponga el que destruya el equilibrio precario o la normalidad; será un motor que haga que las emociones y sentimientos de los demás personajes exploten.

Los capítulos son breves y la gran mayoría tienen los nombres de canciones de los Beatles que están ligados a lo que trata el capítulo, pero no solo eso porque también hay una aparición no menos relevante de Violeta Parra.

El libro habla de un montón de temas que no son estrictamente importante para los jóvenes, pero sí están exacerbados en la juventud. La amistad, el amor de pareja, la sexualidad, la orientación sexual y la salud mental son los principales tópicos que se encuentran presentes tratados de manera súper respetuosa y que, sin duda, disfrutarán sus lectores.

De acuerdo a lo conversado con el autor, este libro se comenzó hace más o menos 5 años y lo actualizó tras un viaje a Liverpool, pero los temas tratados ya estaban en el manuscrito original. Esto da cuenta de la capacidad de los autores de tomar una fotografía de su época, incluso antes de que los temas exploten. 

Debido a que estamos en el mes del orgullo, es importante referirnos a cómo se trata la orientación sexual en el mismo y es de una manera súper fluida y natural, no es necesario hacer capítulos y capítulos, sino que se apunta a una sociedad más tolerante donde los jóvenes nos dan el ejemplo de que la orientación sexual es parte de espectro y que es una parte de la identidad, pero que no es lo que te define. 

Asimismo, fue su amor por los Beatles así como por Violeta Parra el que lo motivó a escribir esta novela y que lo hizo con personajes jóvenes porque es una edad súper importante en que todo lo que sientes está a flor de piel e intensificado, los primeros amores y las primeras experiencias están amplificadas a esa edad.

Para ir terminando, desde la parte técnica el libro da gusto, tiene suficiente espacio a los costados y la letra de un tamaño que permite la lectura amena, además de que el diseño de las páginas es súper lindo, quedé encantada y para los que somos amantes de los Beatles, coincidentemente un grupo al cual también estoy unida por mi padre, al centro del libro están las letras traducidas de las canciones, te invito a que las cantes al ritmo de los Beatles. Como último dato, te comento que el libro tiene una lista en Spotify, así que si no conoces las canciones, no hay problema, está será una oportunidad para hacerlo y quien sabe tal vez te enamores de los Beatles, como Violeta, John y Paul.

Por Silenciame. Instagram @silenciame

No somos los Beatles, de Roberto Fuentes, está disponible en nuestra tienda virtual y librerías del país.

 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin

Deja un comentario